Camping Sevilla

Camping Séville

Si sueña con pasar unas vacaciones en el sur de España, en un lugar que le enamore a cada paso, ¡bienvenido a Sevilla!

Campings en Sevilla

Idealmente ubicados, los campings de Sevilla disponen de todo lo necesario para su estancia a orillas del Guadalquivir. Desde comercios y servicios de restauración hasta zonas de fitness y spa. Todo está pensado para su comodidad y diversión. Los niños podrán divertirse en su camping de Sevilla gracias a los parques infantiles y terrenos de juego, así como las animaciones y actividades. Tanto si van a pasar unas vacaciones en familia como con amigos o en pareja, el parque acuático de su camping será un lugar de predilección. En verano las altas temperaturas de esta región invitan a pasar buenos momentos en la piscina.

Los campings de Sevilla también ofrecen servicios tales como el alquiler de bicicletas, que le permitirán hacer agradables excursiones por los alrededores. Algunos también aceptan animales, así que no dude en escoger uno de estos si quiere viajar con su mascota.

Turismo en Sevilla

Los enamorados de la historia y del patrimonio estarán encantado con una estancia en un camping de Sevilla. Llena de tesoros arquitectónicos, desde la catedral erigida en el sitio de la antigua mezquita con su minarete, la Giralda, hasta la Plaza de España, extremadamente moderna e imaginada para la exposición de 1929, la ciudad de Sevilla es una mezcla de estilos e inspiraciones variadas que siguen el hilo de su historia y sus diferentes influencias. Sevilla tiene el privilegio de contar con numerosos sitios clasificados en el Patrimonio Mundial de la UNESCO: el Palacio del Alcázar, la Catedral, el Distrito de Santa Cruz y la Giralda, entre otros.

Su camping en Sevilla le permitirá también descubrir el flamenco, pues Andalucía es la cuna de este arte reconocido internacionalmente. Pase una velada inolvidable en un “tablao” flamenco o aproveche para venir durante la Bienal. Sin duda, el mejor lugar para sumergirse en este arte es el barrio de Triana, en la otra orilla del río. Triana es un barrio repleto de encanto y autenticidad, dónde también encontrarán el Centro Cerámica Triana.

Y si esto lo combina con una ruta de tapas por la ciudad, la inmersión cultural en la tradición andaluza está asegurada. La manera perfecta de disfrutar de los encantos de la capital de Andalucía y hacer turismo gastronómico a la par.

Podrán visitar también la Cartuja, rodeada por el río Guadalquivir, una zona con numerosos lugares de interés, como la réplica del cohete Ariane o el Centro Andaluz de Arte Contemporáneo. Y si les interesa el arte, no pueden perderse el Museo de Bellas Artes de Sevilla, con una de las colecciones artísticas más importantes de todo el país.

Para aprovechar los días soleados del sur, desde su camping en Sevilla podrán acceder a alguno de los hermosos parques de la ciudad, o bien decantarse por los deportes náuticos en el río, como el piragüismo o el remo. Para los más pequeños, un plan ideal es pasar la jornada en el Oceanario del Acuario de Sevilla.

En la provincia de Sevilla también podrán realizar numerosas rutas de senderismo, como la ruta Circular de La Zarcita, en Aznalcóllar, la Vía Verde de la Sierra Norte y Cerro del Hierro, o bien un tramo del Camino de Santiago (vía de la Plata).

Sevilla beneficia de un clima mediterráneo continental con inviernos suaves, veranos muy calurosos, y primaveras y veranos cálidos. Durante el período estival las temperaturas llegan a los 40 grados por lo que hay que estar preparado, sobre todo si se viaja con niños. En dicho periodo hay que privilegiar los paseos y excursiones temprano por la mañana o al atardecer. La primavera es un momento ideal, coincidiendo con la Semana Santa y la Feria de Abril, momentos de mucha afluencia de visitantes (se recomienda reservar con suficiente antelación).

Para llegar a Sevilla no tendrán problema. Si escogen el avión, pueden volar al Aeropuerto de San Pablo, a 15 minutos en coche de la ciudad. Si prefieren el tren, la estación de Santa Justa recibe líneas de larga distancia y alta velocidad, y si prefieren llegar en barco (sí, han leído bien), el río navegable del Guadalquivir permite la entrada desde el océano atlántico. Finalmente, si van a viajar en coche, podrá acceder a través de las autovías A49, A92, A4 y A66.

 

Más información